Catedral

Construido a finales del siglo XV y consagrado en 1505, es el único edificio religioso de estilo renacentista de la ciudad de Turín. En su interior, la Capilla de la Sábana Santa alberga la Reliquia desde 1578, la cual se guarda dentro de un estuche especial para su conservación a temperatura controlada, que a su vez se aloja en una caja metálica.